Hiperglucemias

Se considera que existe hiperglucemia cuando los valores de glucosa en sangre son superiores a 140 mg/ml.

Las hiperglucemias puede deberse a un error en la administración o dosificación de la insulina, un aumento en la ingesta de hidratos de carbono, una modificación de la actividad física no acompañada de un ajuste de la dieta y la dosis de insulina, etc. Una cifra aislada de glucemia muy elevada sin la aparición de cetosis, cetoacidosis o coma hiperosmolar, no requiere en principio una intervención por parte de los profesionales de la salud.

Cuando existan hiperglucemias recurrentes es necesaria una valoración de su tratamiento, ya que es posible que no sea adecuado para usted, o que sus necesidades hayan cambiado y ya no consiga con éxito sus objetivos glucémicos.

También, puede deberse a una técnica de administración de insulina incorrecta, de ahí la importancia de recibir una correcta formación al respecto cuando se inicia un tratamiento con insulina.

Fuente: Guía de atención de enfermería a personas con diabetes. 2ª edición. Servicio Andaluz de Salud. 2006.


Utilizamos cookies de análisis propias y de terceros para medir su actividad en el sitio web y mejorar el servicio ofrecido. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. para cambiar la configuración u obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.